HISTORIA DE LA ALMOJÁBANA COLOMBIANA

La almojábana se empezó a utilizar en la región de Cataluña en el siglo XII. En nuestro país se empezó a hablar de este apetitoso bocadillo en el siglo XIX, en el municipio de Soacha, exactamente en la zona del Salto del Tequendama. Este lugar, de la entonces sabana de Bogotá, era conocido por sus majestuosas haciendas donde se permitía el intercambio de golosinas, lo que desencadenó en que se diera a conocer la almojábana. Desde entonces, se popularizó a lo largo de Colombia y en los países cercanos como Bolivia, donde también es muy popular y en Puerto Rico, donde incluso existe un evento llamado El Festival de la Almojábana.

Su popularidad se extendió por diferentes regiones, especialmente en los lugares fríos, como Bogotá. Sin embargo, otras zonas del país también han adoptado este panecillo y, de hecho, han creado sus propias versiones del mismo. Así, las posibilidades de comer una buena almojábana son extensas a la hora de viajar por Colombia.

Esto permite probar antojos diferentes todos los días. Tanto dulces como salados, estos platos tienen una historia maravillosa detrás, que hace que sean parte de la cultura nacional. Sus recetas no son tan complejas, lo que permite que se puedan preparar en casa y lograr resultados espectaculares. 

No solo son típicas de Colombia, también son muy comunes en Panamá y en Puerto Rico, aunque es en el país cafetero donde gozan de mayor tradición.

Muchas regiones colombianas se han apropiado de las almojábanas, pero existen leves diferencias, pues esta receta esta extendida por todo el país y prácticamente se pueden encontrar en cualquier panadería. 

¿Qué es una almojábana? 

 

Es una especie de pastel, pan o torta hecha a base de queso. La mezcla consta de harina que puede ser de trigo, maíz o arroz, entre otras tantas. A esto se le puede agregar mantequilla, leche y huevo para lograr la contextura que destaca a este panecillo. 

Este proceso se logra combinando todos los ingredientes y permitiendo que se dé una cocción. También es muy común que se utilice yuca como masa para preparar una almojábana, logrando un producto fabuloso. 

“Aunque las de Cundinamarca son las más famosas.”

Fuente:Redbus Gastronomía Colombiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish